¿CÓMO AFECTA LA CONTAMINACIÓN A LA PIEL?

¿Cómo influye la contaminación en el estado de la piel?

Podemos afirmar que la contaminación acelera el envejecimiento prematuro de la piel. Numerosos estudios confirman que este factor ambiental causa estrés oxidativo, lo que conduce diferentes signos visibles del envejecimiento en la piel:
– Disminuye las defensas antioxidantes de la piel (vitaminas C y E)
– Aumenta el exceso de sebo o, por el contrario, produce sequedad cutánea
– Influye en una mayor incidencia de enfermedades cutáneas como dermatitis, psoriasis, etc.
– Favorece el aumento de líneas de expresión, arrugas y pérdida de firmeza

Es importante recalcar que a diario nos exponemos a muchos agentes contaminantes que actúan sinérgicamente siendo en conjunto más dañinos que cada uno por separado. De estos agentes, el ozono que se encuentra en la superficie terrestre es uno de los contaminantes atmosféricos más nocivos y que más preocupan en Europa por su incremento en los últimos años. Por eso, los estudios se centran principalmente en este agente contaminante.

 

 

Además de la piel ¿qué otros órganos se ven afectados?
La contaminación afecta de manera global a nuestro organismo y se pueden producir numerosas patologías, sobre todo a nivel cardiovascular y pulmonar, además de a nivel cutáneo. Esto depende de la medida en la que estemos expuestos y qué agentes contaminantes nos rodeen.
Se ha comprobado que la contaminación aumenta el número de casos de

hospitalización por enfermedades cardiovasculares y la funcionalidad pulmonar se ve reducida a niveles similares a los observados en casos de neumonía y otras enfermedades pulmonares.
Un estudio epidemiológico realizado en Beijing revela que la contaminación está asociada a una reducción de 15 años de la esperanza de vida y además, se estima que la contaminación será de +35% en 2020 lo que hace más importante una protección adecuada frente a este factor ambiental.

 

Sus consecuencias, ¿son inmediatas o a largo plazo?
Pueden producirse efectos de forma inmediata y también a largo plazo. Un ejemplo de efecto inmediato, sería el resultado de un estudio llevado a cabo en Shanghái en el que se vio que el número de visitas a urgencias por afecciones de la piel estaba directamente relacionado con los niveles de ozono en aire, produciéndose un aumento de casos de urticaria, prurito, dermatitis, eczemas y otras patologías cutáneas cuando la concentración de ozono ambiental era más elevada.
A largo plazo vemos que aparecen en la piel más signos de envejecimiento prematuro; los agentes ambientales más dañinos son el sol y el ozono, y se ha comprobado mediante estudios epidemiológicos que el ozono intensifica los signos de fotoenvejecimiento
producidos por la exposición al sol (UVA, UVB, IRA) produciendo hasta un 22% más de hiperpigmentación, así como arrugas más profundas y mayor pérdida de firmeza.

¿Afecta más a hombres o a mujeres?
El sexo no es un factor relevante a la hora de determinar cómo afecta la contaminación a la salud. Se ha visto que la contaminación produce un impacto en la salud tanto a corto como a largo plazo, aunque afecta de manera más severa a personas que ya padecen alguna enfermedad, así como a personas pertenecientes a un estrato social bajo que cuentan con peores condiciones higiénicas. Por otra parte, la edad sí es un factor relevante, siendo niños y ancianos los más susceptibles.

 

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*