AQUELLOS PELOS BLANCOS…

Desmond Tobin, profesor de biología celular en la Universidad de Bradford (Reino Unido), llegó a la conclusión de que en el folículo de la raíz del pelo existe una especie “reloj biológico” que puede frenar o incluso detener por completo la actividad de los melanocitos, que fabrican pigmento para nuestro cabello, lo que hace que éste se vuelva gris o blanco. Lo bueno es que esos mismos melanocitos se podrían reactivar y revertir el proceso, según se ha comprobado en experimentos con pacientes oncológicos, que tras recibir tratamiento de radioterapia recobraban su antiguo color de pelo. Según Jonathan Rees, profesor de dermatología de la Universidad de Edimburgo, la clave está en el receptor melanocortina 1, que controla la relación entre la eumelanina -la base para el pelo oscuro- y la feomelanina, la del cabello rubio o pelirrojo, dentro del folículo.

 

Por otra parte, expertos de las universidades de Manchester, en el Reino Unido, y de Lubeck, en Alemania han encontrado un método que hace que el pelo canoso de sujetos relativamente “jóvenes” vuelva a su estado natural después de que le hayan aparecido canas como consecuencia de algún tipo de enfermedad o debido a situaciones de intenso estrés. Para ello han utilizado una molécula denominada K(D)PT, muy similar a la melanina.

 

Tipos de canas

Canicie fisiológica

Suele comenzar por las sienes y la parte posterior de la cabeza hasta completar todo el cabello. Es la que solemos asociar con la edad y el envejecimiento natural fruto del paso del tiempo.

Canicie prematura

Se considera prematura aquella que aparece antes de los 20 años en personas caucásicas y antes de los 30 en personas negras. Se deben a diversos factores y raras veces se produce en la infancia.

Poliosis

Se trata normalmente de mechones localizados, principalmente en cejas o en pestañas y aunque algunos especialistas la consideran del tipo prematura, esta canicie se asocia a factores hereditarios.

Canicie anular

Se presenta repartida de manera discontínua por todo el cuero cabelludo, aunque también puede presentarse en grupos o mechones.

Como ya hemos visto, existen diferentes tipos de canicie y todas ellas se producen por la pérdida de melanina, aunque existen diferentes factores que pueden favorecer la disminución de la melanina y por tanto la aparición de las canas.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*