La radiofrecuencia

La radiofrecuencia es una técnica indicada para la prevención de la flacidez y arrugas. Consiste en la aplicación de energía a través de ondas sónicas inaudibles para el oído humano. Estas ondas provocan una vibración de nuestra microcirculación estimulando la producción de colágeno y elastina. De esta manera conseguimos reforzar  la estructura dérmica previniendo la caída y la aparición de arrugas o roturas en el tejido (estrías).

El efecto inmediato de la aplicación de la radiofrecuencia es la retracción de colágeno, con más o menos rapidez en función de cada caso, pero lo que se pretende, es conseguir gradualmente la reestructuración del colágeno profundo con la formación de nuevas fibras que sustituyan las envejecidas, reforzando y promoviendo la elasticidad de los tejidos. La piel se ve más tersa y rellena desde la primera sesión.

Está indicado para:

  • Envejecimiento de la piel.

  • Flacidez y falta de tono.

  • Mejor aspecto y reafirmación de brazos, glúteos, abdomen, abductores, etc

radiofrecuencia corporal