Y LLEGÓ EL FRÍO, ¿CONOCES SUS BENEFICIOS?

Quizás pocos conozcáis a Wim Hof, el holandés que dislocó a muchos científicos gracias a sus capacidades para controlar a voluntad su sistema inmune, cardiovascular, hormonal, muscular y nervioso. ¿Cómo lo hace? Pues él dice que gracias al frío y la respiración, cualquiera puede hacerlo. Eso sí, hay que entrenar duro para llegar ahí.

Hof explica que las bajas temperaturas ayudan a fortalecer las venas contrayendo los pequeños músculos que las rodean y, consecuentemente, unas venas más fuertes y saludables mejoran el flujo sanguíneo y reducen la frecuencia cardiaca. Lo que a la par que mejora nuestra salud, retrasa nuestro reloj biológico unos años. Así que no tengas miedo del frío y no te quedes apotronado en el brasero. Sal y exponte sin miedo.

 

Cuando controlamos la respiración podemos segregar adrenalina a nuestro antojo, lo que activa que nuestro sistema inmune se ponga alerta y aumente nuestra energía vital. Lo que se traduce en que nos sentiremos más activos y menos cansados.

Evidentemente, no todos vivimos en un país donde nieva casi todo el año, pero podemos aplicar sus técnicas adaptándolas a la vida diaria. Nuestro organismo estará más sano si lo hacemos sentir un poco incómodo. Así que adelante, no seas tímido y disfruta de todos los beneficios que nos aporta el frío…

TEXTO: Elena Reyes

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*